Cómo mejorar tu vida sexual

Llevo ya 4 años sufriendo los estragos de la falta de hormonas en mi vida sexual. Antes de la menopausia me consideraba una mujer sexy, atractiva. Además siempre me ha gustado bailar y aprovechaba esas ocasiones de los bailes para coquetear como buena latina que soy 😉

El día que me di cuenta que todo había cambiado fue hace 3 años durante la boda de mi hermano. Llevaba ya algún tiempo con molestias por la menopausia y sobretodo con un bajón de deseo terrible así que mi marido y yo teníamos relaciones de pascuas a ramos. Bueno, después de la comida, pusieron música para bailar y yo me lancé a la pista pues las ganas de bailar no me las quitará nadie nunca   ¡¡ni la menopausia!!   Estaba sonando un reageton y yo movía mi cuerpo al compás de la música mostrando mis curvas a mi marido cuando de pronto se me acercó al oído y me dijo: “cualquiera diría que en la alcoba no funcionas….”

El dolor que sentí en ese momento fue difícil de explicar pero aunque sus palabras fueron muy duras era la verdad. Como yo me sentía por fuera, todavía sexy y atractiva, no se compensaba con lo que sentía por dentro, falta de deseo sexual, dolor durante las relaciones…..

Es difícil afrontar una situación así, sobre todo por la vergüenza que da confesarle a alguien, aunque sea un médico, que tienes problemas en esas zonas.

Muchas veces nos inunda la culpa cuando en realidad la falta de deseo se debe a un bajón hormonal. El estrógeno es la hormona femenina por excelencia, responsable de que nos crezca el pecho durante la adolescencia y también de la lubricación y salud vaginal. Además de esto, el estrógeno afecta nuestro cerebro y aumenta nuestro deseo sexual durante los días fértiles del ciclo para aumentar las probabilidades de tener un bebé. Se imaginarán entonces lo que sucede cuando este estrógeno nos falta debido a la menopausia. Nuestro deseo sexual disminuye y también perdemos elasticidad y lubricación de la vagina.

Lo primero que hay que hacer ante una situación así es hablar con tu pareja. Hacerle entender que no es culpa suya ni tampoco tuya y que si te ayuda podrán pasar ese bache juntos.

El día de hoy yo llevo una vida sexual bastante aceptable pero han sido por lo menos dos años de lucha conmigo misma para romper tabúes y poder hablarlo, con mi mejor amiga primero, luego con el médico y ahora contigo. Cuando rompemos ese miedo y nos visualizamos en un futuro con una sexualidad plena entonces podremos llegar a nuestro objetivo. Siempre por supuesto con ayuda de un profesional si lo necesitamos.

La terapia hormonal, o con estrógenos locales puede ayudar mucho pero existen otras alternativas menos farmacéuticas como por ejemplo el leer literatura erótica o comprarnos un juguete sexual. El ver imágenes sexuales aumenta nuestra testosterona en sangre y esto hace que nos aumente la libido.

Resultado de imagen de sexo

Sé que es difícil muchas veces por la educación conservadora que muchas de nosotras hemos recibido pero hay que saber que la autoexploración y la masturbación pueden ser armas muy buenas para mejorar nuestra vida sexual.

En fin, que hay luz al final del túnel y estoy aquí para ayudarte. Mi formación como doctora en Biología me permite acercarte los conocimientos y los últimos avances científicos en este aspecto. En mi libro tengo una sección dedicada específicamente a los problemas sexuales, sus causas, cómo tratarlos con terapias tradicionales y alternativas, etc. Además, en la zona privada tienes material extra para  enseñarte desde el punto de vista médico cuáles son tus opciones para solucionar estos temas. Si quieres participar haz click aquí.

Un saludo y gracias por leerme

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *