¿Es buena la tristeza? ¿Y la rabia?

Hoy te sientes triste, cansada, sin ganas de nada, ayer estuviste eufórica, mañana estarás que te subes por las paredes por la ansiedad. ¿No es este el día a día de las que pasamos por la menopausia? Yo, sin ir más lejos, soy experta en los cambios de humor…sino que se lo pregunten a mi marido….jeje.

Cuando estoy en los días buenos, feliz, me siento bien conmigo misma pero cuando algo me pone triste me siento culpable. No ayuda tampoco el que la gente me diga: “todo depende de tu actitud” o “hay que tener mente positiva”. Esto me hace sentir que si estoy triste, lo debo reprimir, no se lo debo decir a nadie. Me digo a mi misma que tengo que ocultar los sentimientos negativos como la tristeza, la rabia, la envidia, etc…..

¿Te pasa esto alguna vez?

Pues si es así hoy tu yo estamos de suerte porque me he encontrado un artículo en una prestigiosa revista de ciencia (Scientific American) en el que un psicólogo experto nos dice que no, que no nos tenemos que sentir culpable por estar tristes o enfadadas, que al contrario, las emociones negativas son CLAVES para el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. El estar triste es bueno.

¡¡¡¡¡¡¿QUE?!!!!!

No se si estaba leyendo bien o me fallaba la vista…aunque luego me acordé de una película de Disney que vi hace algo mas de un año con mis hijas que se llama Del Revés (Inside Out). ¿La has visto? Si no lo has hecho, te la recomiendo.

En la película la emoción Alegría toma el control total del cerebro de Riley (la protagonista) durante los primeros años de su vida pero cuando la niña se muda y hecha de menos a su antigua vida, Alegría no deja que Tristeza entre en acción. Así la niña está totalmente confundida e intenta huir de casa. Finalmente Alegría se da cuenta de que Tristeza tiene que dejarse sentir en Riley para que esta pueda, por fin, decirle a sus padres que está triste y admitirlo. En ese momento se abre la luz y sus padres le abrazan diciéndole que ellos también están tristes por la mudanza. A partir de ahí puede seguir adelante y termina adaptándose a su nuevo hogar.

Todo esto te lo cuento para que te des cuenta de que tus emociones negativas son también necesarias en tu vida.

Alguna vez le has dicho a alguien “perdona por estar tan negativa”. Pues yo si, he pedido perdón por mis emociones negativas. Pues esto SE ACABO. No lo vuelvo a hacer y espero que después de leer este post, tú tampoco lo hagas.

La tristeza o la ira son partes importantes de nuestra vida y nuevas investigaciones demuestran que experimentar y aceptar estas emociones hace que nuestro cerebro este más sano, hace que le demos significado a las cosas que nos suceden. Por el contrario suprimir estos sentimientos puede que nos afecte negativamente.😮

Un buen ejercicio a este respecto sería decirte a ti misma algo positivo y algo negativo sobre la menopausia. Por ejemplo: “Estoy enfadada y triste porque no puedo dormir a causa de los sofocos pero estoy feliz y esperanzada porque mañana iré al medico y me dará algo para calmarlos”.

Los sentimientos negativos son muestras de que algo anda mal y nos empujan a buscar SOLUCIONES. Si los suprimes, esas soluciones puede que nunca lleguen. Reprimir estas emociones negativas solo puede causarte más estrés.

Y ahora te estarás preguntando ¿Cómo hago para aceptar el dolor, la tristeza, la rabia? Pues para empezar deja que estas emociones fluyan. Imagínate a estas emociones como nubes en el cielo, están ahí pero pasarán….

Si estas emociones son demasiado poderosas a lo mejor te alivia escribirlas en un diario o contárselas a una amiga o a algún grupo de mujeres que este pasando por lo mismo que tu. Esto último me ayuda muchísimo a mí personalmente y es una de las razones por las que cree el blog y la pagina en facebook. Tenia que encontrar a otras mujeres que como yo estuvieran pasando por la menopausia, con todos los sentimientos negativos que esta conlleva.

Otra cosa que me ayuda mucho es la meditación. ¿La has probado? Yoga, mindfulness o simplemente el observar el presente y aceptarlo me ayuda mucho.

Seguiré contándote más sobre técnicas que ayudan a aceptar las emociones negativas en mi siguiente post. Si te apetece que hable de alguna en particular dímelo en los comentarios.

Un saludo y gracias por leerme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *